Manu Liria, nacido el 22 de marzo en las Palmas de Gran Canaria, es hoy en día, uno de los chefs más reconocidos del ámbito insular.

Desde muy joven, su interés por esta profesión fue aumentando, descubriendo así lo que actualmente es su pasión, el arte culinario.

Realizó sus estudios durante cuatro años en una de las mejores escuelas de hostelería de Barcelona, Hoffman, por la que han pasado prestigiosos chefs de la talla de David Gil, Josep María Rodríguez o Fran López.

Tras su finalización, fue trasladado a realizar las prácticas a un restaurante con una estrella Michelin, Gaudí, en Londres.

Tras esa breve incursión por tierras británicas, y aún no conforme, el joven chef decidió viajar por distintas partes del mundo, entre ellas, Sídney, Tailandia, Nueva York, Madrid e Ibiza.

Su objetivo se basaba en la búsqueda de una fusión de estilos culinarios de diferentes culturas, para así potenciar una gastronomía recreada en la mezcla de ingredientes representativos de otros países.